viernes, 27 de enero de 2012

NUESTRA VERDADERA NATURALEZA

Entrevista de Christine Perre a Prashant Iyengar realizada en el Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute (Pune. India) en 1998, publicada por el Iyengar Yoga Resources en Mayo del 2001.

CP: ¿Qué es nuestra verdadera naturaleza? Parece como si tuviéramos dos naturalezas diferentes: una naturaleza profunda, que es el Sí-mismo y una forma de naturaleza, que es nuestra historia, personalidad, implicaciones kármicas, que también existe. ¿Cómo desenvolvernos con las dos sin crear nuevas ataduras y seguir caminando hacia la libertad?
PI: Bueno, no existen dos naturalezas. El Bhagavad Gita dice en algún momento, “Svabhava adyatma utchate” (BG VIII.3). Svabava significa naturaleza. Naturaleza es adyatma, “nuestra naturaleza es nuestra entidad espiritual”. El resto son solo adornos. Entonces, no es vuestra naturaleza, sino vuestros ropajes. Por que podéis vestir cualquier ropa. Vestís esto hoy, mañana podéis vestir un sari, podríais vestir también unos pantalones. Pero ¿Es ésta vuestra naturaleza? Ésta no es vuestra naturaleza.

CP: ¿Podría ser un reflejo de ella?
PI: Podéis cambiar vuestras ropas, incluso en cualquier momento podéis seguir y cambiar.

CP: ¡Yo siempre elijo el mismo tipo de ropa!
PI: Sea lo que sea, pero ¿Es ésta vuestra naturaleza? Esto es un adorno. No sois vosotros/as. Entonces la naturaleza está en vosotros/as. Vuestra naturaleza está en vosotros/as. Vuestra naturaleza no es esto. Así, a parte del alma, todo es un adorno.

CP: Pero el adorno está tomando todo el sitio en la consciencia.
PI: Correcto. Pero entonces los y las que se implican solo con la ropa, ¿Cómo los y las consideráis? Algunos/as se preocupan de la elegancia, de la belleza externa, etc. etc. ¿Qué pensáis de ellos y ellas? Todo es superficial, todo es extravagancia. Bien. Así que, si alguien se desenvuelve solo con adornos como si éstos fueran su personalidad, sabréis con certeza que esta persona no sabe lo que él o ella es. Él o ella es movido/a por su apariencia externa. Vuestro cuerpo, vuestra mente, vuestra inteligencia, vuestras emociones son todas “vuestras” ropas. No son vosotros/as. Son adornos, porque aunque los cambiéis y vengáis con un sari, no vais a cambiar. Vais a seguir siendo lo mismo. Similarmente a estas ropas, varias capas, físicas y mentales, todas son las ropas del alma y no son nuestra verdadera naturaleza. Vuestra mente no es vuestra naturaleza, porque vuestra mente depende de la condición en que os encontráis y en qué situación estáis; ésta es la manera en que la mente toma su forma.


Así, la mente está condicionada por todos estos factores. Sabéis, éste es el motivo por el que adopto el concepto de “psicología de la mente”. Nadie conoce esta “psicología de la mente” por que nos identificamos tanto con la mente que pensamos que somos la mente. Si la mente está triste, estáis tristes, si la mente está feliz, estáis felices. Nunca decís “mi mente está triste, pero yo estoy feliz!” ¿Diríais algo así? O, “mi mente está feliz, pero yo estoy triste!”. Nunca lo dirías, nunca ocurriría ni sucedería, por que nos identificamos en gran medida con la mente. Entonces, una vez más, aunque nos identifiquemos, las dos no son una.

“Psicología de la mente” es un concepto del cual hablo muy a menudo y que suele ser intrigante. Nadie comprende qué es la “psicología de la mente” ya que la psicología pertenece solo al campo de mente. La mente en sí misma es psicología. Pero también decimos “psicología de las masas”, decimos “psicología infantil”, decimos “psicología de la mujer”. ¿Sabéis lo que esto significa? Cuando decimos “psicología infantil” significa que una persona está teniendo un comportamiento que no es característico de su condición y que un niño es como un niño, esta persona se comporta de manera infantil y entonces decís que tiene “psicología infantil”. Esto significa que anatómicamente no es un niño pero que se comporta como si lo fuera. ¿Qué significa psicología de las masas? Unos individuos tienen un comportamiento que no es característico a lo que son: si los segregáis a todos de la masa, entonces ya no habrán delincuentes problemáticos. Pero cuando entran en una masa, se vuelven violentos. Así que se comportan de una manera que no les es característica cuando se mueven dentro de la masa. “Psicología de la mujer” significa que como mujer hay un comportamiento que no es característico de la manera de ser de la mujer y entonces se le llama “psicología de la mujer”. Tal como “psicología de las masas” vosotros/as y yo caemos en la masa y nos comportamos de manera que no nos corresponde. Así “psicología de la mujer” significa que os comportáis de un modo no característico. No siendo mujeres, os comportáis como mujeres, porque en esencia no sois mujer. Yo no soy un hombre en esencia.

En esencia, nadie es un niño. Nadie es un hombre. Nadie es de una determinada manera, pero nos comportamos como si lo fuéramos. Este es el motivo por el cual decís “psicología del hombre, psicología de la mujer, psicología de los estudiantes”.
¿Qué significa “psicología de los estudiantes”? La masa se comporta de una manera que no es característica de los estudiantes, que individualmente no son estudiantes. No son así, pero si entran en el clan de los estudiantes, se comportarán como estudiantes. Así, existe también la “psicología de la mente”. Muchas veces os preguntáis: “Oh, ¿Por qué me he comportado de esta manera? ¿Por que he dicho esto? ¿Por qué he pensado de este modo?” Esto significa que la mente ha pensado de una manera en que no queríais que pensase. Es la mente la que ha reaccionado de una manera que no os es característica. Y por esto decís: “¡Oh, he sido estúpido/a! ¡Oh, qué estúpida es mi mente!”

Esto significa que sois inteligentes pero que vuestras mentes son estúpidas. ¿Qué significa esto? Significa que sois nobles, que sois magnánimos/as. La mente es vil. Así, la mente también tiene su psicología: se comporta dependiendo de la situación; dependiendo de las condiciones, se comporta de manera diferente. Un ejemplo sencillo: cuando estáis con vuestros hijos/as, os comportáis como una madre, cuando estáis con vuestro amigos/as os comportáis como un amigo/a; cuando estáis con vuestros profesores/as, os comportáis como un alumno/a, como un/a discípulo/a; cuando estáis con vuestros alumnos/as os comportáis como un profesor/a.

Entonces, decidme, ¿Sois esencialmente un/a profesor/a, o estudiante, o esposa, o hermana, o hermano, o amigo/a? No sois ninguno/a. No sois ninguno/a. Dependiendo de la situación, vuestra mente se adapta y os convertís en madre, os convertís en hermana, os convertís en amigo/a, os convertís en profesor/a, os convertís en estudiante. Actualmente no sois nada de eso. Os comportáis con vuestros hijos/as como una madre, y otra vez lo hacéis de una manera que no os es característica. Comportaros como un/a profesor/a depende de condiciones y otra vez puede no seros característico comportaros como un/a profesor/a; no sois profesor/a, y os seguís comportando como un/a profesor/a.

Nuestra mente es como el mercurio; nuestra mente, como el aire o el agua, toma varias formas. El agua no tiene forma pero cuando está dentro de un vaso decís que tiene su forma, cuando está dentro de una botella, toma su forma. El agua no tiene ninguna forma. El fuego no tiene ninguna forma. Pero el agua adopta la forma de su envase. De manera similar, nuestra mente no tiene forma. No existe una mente de mujer, ni una mente de hombre, ni una mente de niño/a, ni una mente humana, ni una mente animal. Depende de su manifestación, la cual es como un envase. Así pues, no corresponde a la naturaleza esencial. Ahora suponed que hay un globo con forma de elefante. Lo inflo y toma la forma de un elefante. ¿Diríais que el aire es como un elefante? ¿Queréis decir que el aire tiene la forma de un elefante? No. Suponed que el globo es cuadrado; ¿Diríais que el aire es cuadrado? No.

De manera similar, la mente toma varias formas; no tenéis una forma, no pertenecéis a una clase, ni a un credo, ni a un género, estatus, talla, y de así en adelante. Esencialmente no tenéis nada de esto. Todo esto es debido a vuestros adornos. Así, vuestra mente no corresponde a vuestra naturaleza porque no sois vuestra mente. Así que no hay dos naturalezas. Hay solo una naturaleza: “Svabhavam adyatma utchate” (BG, VIII.3) es la definición del Bhagavad Gita. Svabhavam significa naturaleza. Y lo que ésta es: adyatma.
Vuestro aspecto “epianimado1” sois vosotros/as.

CP: ¿Qué quiere decir con “epianimado1?”
PI: “Epianimado1” significa “perteneciente al Alma” o “el centro del Alma”. Porque en inglés2 se usa una palabra errónea para adyatma, se le llama “espiritualidad”. Adyatmico deriva del sáncrito, ady es un prefijo, adyatmico es ady-átmico, y significa “perteneciente al Alma”. Todo esto que pertenece al alma es espiritual. Esto que pertenece al Alma es vuestra naturaleza. Porque el Alma es neominal. Así que cualquier cosa que pertenece al Alma es vuestra naturaleza. No existen mutaciones, no cambiáis, el Alma no cambia. La inmutabilidad y la indestructibilidad son las naturalezas del Alma; ésta es vuestra naturaleza. No pertenecéis a ninguna clase social, ningún credo, ningún género, ningún estatus ni ninguna talla; esto es lo que sois.



Ahora, entended lo que sois. ¿Estáis durmiendo? Cuando estáis durmiendo, ¿Sois un hombre o una mujer? ¿Sois un hermano o una hermana? ¿Sois hija, padre o madre? ¿Sois emperador o mendigo?
El emperador no es emperador; el mendigo no es mendigo durante el sueño. El sueño es el gran nivelador. Es el gran nivelador porque dejáis de lado todos vuestros adornos durante el sueño y éste es el por que no sois nadie de nadie. No sois nadie para nadie. No sois nadie para todo el mundo. Una madre no es una madre durante el sueño. Y algo más simple: se dice que la madre cuida del niño, que el niño es la vida de la madre. Esto es lo que se dice. Pero entonces, ¿Cómo puede la madre conseguir dejar al niño a su lado e irse a dormir sin prestarle atención? La madre no le cuida en absoluto: cuando el niño está durmiendo a su lado y ella se duerme ¿Acaso se preocupa del niño y de lo que pueda suceder? Podría pasar cual cosa.

Pero, ¿Cómo se va a dormir la madre? Nuestro adyatma dice que solo hay una madre y un padre: la Divinidad. Así que la madre sabe que hay una Madre que cuida del niño y que esta Madre le va a cuidar y que solo va a decir que el niño se ha dormido en su regazo. Así que la madre que se va a la cama a dormir, al lado del niño, no se tiene que preocupar por él. Porque durante el sueño la madre no es madre, el padre no es padre. Hay una escritura muy bella en el Brhad Aranyaka Upanishad, “Atra pita apita bhavati, mata amat3” -“durante el sueño, el padre se convierte en no-padre, la madre se convierte en no-madre, el bruto se convierte en no-bruto, el santo se convierte en no-santo”- y por ello vuestra naturaleza es una entidad sin clase social, sin credo, sin género, sin estatus y sin talla. Esto es lo que sois. Ésta es vuestra naturaleza.


1: en inglés: “episoular”
2: el texto original está en inglés
3: Brad Aranyaka upanishad, IV, 3, 22.

TRADUCCIÓN: Agnès Pérez.