viernes, 26 de noviembre de 2010

CONVERSACIÓN ENTRE EL DALAI LAMA Y EL MAESTRO DE YOGA HINDÚ BKS IYENGAR

Nueva Delhi, India, el 20 de Noviembre de 2010 – Su Santidad el Dalai Lama ha mantenido hoy una conversación con el renombrado Maestro Hindú Dr, Yogacharya BKS Iyengar acerca del entrenamiento de la mente y de la compasión en una discusión titulada: “Técnicas Yóguicas y Budistas para entrenar la mente y cultivar la compasión" en el Centro de Convenciones del Hábitat de la India en Nueva Delhi.


Su Santidad el Dalai Lama con BKS Iyengar
y el moderador de la discusión Rajiv Mehrotra.
Foto de Tenzin Choejor


Su Santidad dijo que la felicidad se entiende generalmente como una satisfacción profunda; sin embargo, es importante hacer una distinción entre la satisfacción que se consigue a través de la voluntad interior espontánea y entre la que se consigue a través del entrenamiento mental que conduce hacia el desarrollo de la compasión. Para un/a practicante Budista, Su Santidad dijo que el fin último es conseguir el estado de Buda cultivando una mente compasiva y que el fruto de la práctica es la capacidad de conseguir una mente calmada y positiva durante la vida cotidiana.

El Dr. Iyengar conocido a raíz de haber descifrado los Yoga Sutras de Patañjali de manera científica y a raíz de haber practicado yoga durante los últimos 80 años, explicó las siete etapas a través de las que se consigue la felicidad mediante la práctica del yoga. Dijo que el momento en que el intelecto del corazón y de la mente se encuentran a través de una total comprensión de la limpieza del cuerpo y de la mente, es el momento en que la consciencia del ego o “Yo” es anulada y el o la practicante experimentan una dicha pura sin coloraciones. El propósito del yoga, dijo el enérgico maestro de 93 años es llegar a la felicidad sin coloraciones en la que los remanentes del ego son eliminados. Dijo que un practicante de yoga trata las emociones negativas, por ejemplo, la rabia como entidades separadas y así puede controlar su mente.

Su Santidad se refirió a varios estados de la mente tal y como son descritos en los textos Budistas, diciendo que la meditación diaria junto con las investigaciones sobre shunyata o el vacío ayudan a los/las practicantes budistas a conseguir la felicidad. Dijo que la práctica del Mandala Yoga en el Budismo Tibetano implica la comprensión del concepto de vacío o shunyata. Hasta que un/a practicante no tenga una comprensión profunda de shunyata perpetuará su apego a la percepción de falsas realidades.


El Centro de Convenciones Habitat Hindú
en New Delhi, India, Dalai Lama y BKS Iyengar
el 20 de Noviembre de 2010.
Foto/Tenzin Choejor/OHHDL

El moderador Don Rajiv Mehrora, secretario/fundador de la FUR (New Delhi-based Foundation for Universal Responsibility) preguntó si el propósito del yoga es liberarse de los apegos para evitar maya o las falsas realidades; el Dr, Iyengar contestó que el yoga considera que la ignorancia y las defectuosidades mentales son las causas de todos los sufrimientos o dukha en el mundo. Dijo que vivir en el momento presente sin dejarse atrapar en la rueda del pasado o de los recuerdos es el camino hacia el futuro. Explicó que en el yoga de Patañjali, shunyata es conocido como manolaya o la disolución del estado de la mente.

Hablando de la conexión entre el cuerpo y la mente, Su Santidad dijo que al igual que la práctica del yoga enfatiza la conexión entre las emociones y las posturas físicas para conseguir un estado de equilibrio y ecuanimidad, la práctica Budista Tibetana también enfatiza la importancia de la conexión entre la mente y el cuerpo en tanto que el o la practicante de meditación se ha de concentrar en la postura correcta manteniendo la columna recta con el fin de permitir que fluya correctamente la energía para que se dé relajación durante la meditación. A continuación hizo referencia a la escuela Vajrayana del Budismo Tibetano en la que la conexión entre la postura corporal correcta y el estado de la mente se describen con detalle como un estado en el que se sueña o de sueño profundo.

El Dr. Iyengar dijo que existen algunas similitudes o cercanías entre la Tradición Yóguica Hindú y el Budismo Tibetano y sugirió que ambas tradiciones deberían trabajar juntas para encontrar una vía común para el beneficio de la humanidad.

Presenciaron la discusión científicos orientales y occidentales, físicos y neurocientíficos, estudiantes, practicantes espirituales y público general.

Artículo del 22 de Noviembre de 2010, publicado en la página web del Dalai Lama:
http://www.dalailama.com/news/post/625-dalai-lama-in-conversation-with-indian-yogic-master-bks-iyengar
Traducción: Agnès Pérez.