jueves, 1 de marzo de 2012

EL YOGA Y LA MEDICINA MODERNA


El Dr. Manoj Naik es un médico que practica en Pune (India) y que también estudia yoga en el Instituto(1). La entrevista transcrita a continuación fue concedida a la Televisión Francesa.

¿Cómo empezó a practicar yoga?
Un profesor Senior que también es compañero mío me introdujo en la materia. Me dijo que debía practicar yoga para poder beneficiarme a todos los niveles. Al principio fui escéptico y le dije que regularmente hacía natación, salía a correr, etc., y que no necesitaba ninguna otra modalidad de ejercicio. Francamente, seis años atrás ni había oído hablar del Instituto. Empecé a practicar yoga debido a la insistencia de mi compañero de trabajo.

¿Cuáles son los beneficios que ha experimentado?
Los resultados han sido sorprendentes. Había hecho ejercicio con anterioridad pero ningún ejercicio produce la sensación de contento, ni de profunda relajación que se experimenta después de practicar asanas. Al inicio, los beneficios fueron más físicos, aparentemente relacionados con la flexibilidad, etc. Pero ahora estoy experimentando los beneficios mentales de las asanas. Practicar con regularidad me está ayudando mucho, especialmente a sobrellevar los horarios irregulares de mi trabajo de médico y el estrés de las urgencias médicas. He llegado al punto de no querer saltarme ninguna práctica, y si lo hago, me siento incómodo.

¿Diría que el yoga es una forma de ejercicio?
Puede parecer un ejercicio a ojos de un principiante, pero es una filosofía, es una forma de vida. La locura moderna por el fitness lo proyecta a menudo como un simple ejercicio. De hecho, ésta es una de las razones por la que numerosas personas dicen que las asanas son físicas.

¿Cuál es la diferencia entre el yoga y otras formas de ejercicio?
Comparemos, en primer lugar, los aspectos físicos. En otras formas de ejercicio existe una limitación de movimientos a unas pocas articulaciones. Por ejemplo, correr requiere la implicación predominante de piernas y brazos; lo mismo referente a la natación. En las asanas, todas las articulaciones del cuerpo se usan para alargarlo e incrementan su movilidad.

En otras formas de ejercicio, el efecto sobre el cuerpo orgánico (órganos abdominales y torácicos) son parciales. Las asanas tienen un enorme impacto en estos órganos. Los órganos no se ejercitan corriendo, ni levantando pesas, ni haciendo bicicleta. Pensad en una torsión, p.e. en Bharadvajasana (efectuada correctamente), se ejercitan los órganos abdominales superiores (hígado/bazo/estómago). En Marychyasana/Ardha Matsyendrasana se ejercitan los órganos de la parte media del abdomen  (intestinos/riñones). En Pasasana/Paripurna Matsyendrasana se ejercitan los órganos de la parte baja del abdomen (órganos pélvicos/colon). De hecho, en cada asana existe algún tipo de trabajo orgánico.

Bharadvajasana I

El mejor efecto de las asanas es sobre la mente. Para realizar una postura con corrección hay que utilizar intensamente tanto la mente como otras facultades mentales. Las asanas y el pranayama son más que un mero ejercicio mental. Su efecto mental incluye estabilidad, reducción de la ansiedad, no depresión, no nerviosismo y desarrollo de la paciencia y perseverancia. Con las modificaciones adecuadas, todas las personas, desde las más jóvenes a las más viejas pueden hacer asanas.

¿Cuáles son los fundamentos del yoga terapéutico?

La respuesta está en los Yogasutras, cuando dicen: "Sthira sukham asanam" (2).
En todas las asanas debe haber estabilidad y se debe experimentar gozo y sensaciones placenteras en todas las partes del cuerpo y en la mente. De este modo, si se posiciona correctamente un área enferma en un asana habrá recuperación. Algunas asanas tienen efectos muy potentes en determinadas partes del cuerpo. P.e, las torsiones, las posturas de pie, Urdhva Prasarita Padasana, se usan para aliviar problemas de espalda o de rodillas. Para ello, se efectúan modificaciones sobre las posturas clásicas de manera que la parte enferma se coloca en "asana-sthiti" – y solo así el paciente obtiene cura.

Marichyasana III
¿Ha estudiado esto en la facultad de medicina? ¿Están los médicos al corriente de los efectos terapéuticos del yoga?
No tenemos yoga en el programa curricular de los estudios de medicina. Hoy en día algunos médicos practican yoga pero la mayoría no están al corriente de sus beneficios. La información les llega a través de pacientes que se tratan con medicina alopática y hacen yoga.

¿Aceptan los médicos el rol del yoga en los tratamientos?
Hoy en día, el yoga es aceptado como una alternativa a la medicina pero la respuesta está en combinarlos. Algunos se ríen de esta idea, otros recomiendan a sus pacientes proseguir con la práctica, otros hacen sugerencias extrañas como no practicar Sirsasana etc., y hacer solo Savasana o Surya Namaskara etc.

¿Y cómo es esto?
La medicina tiene como fundamento la demostración objetiva de hechos, por lo que, en mi opinión, ponemos trabas y tenemos la tendencia a pensar solo en términos de estudios científicos objetivos o de investigaciones objetivas. Todas las demás ramas son tratadas escépticamente. El yoga es una ciencia totalmente subjetiva. Los practicantes experimentan estas experiencias subjetivas solamente a través de la práctica de asana y de pranayama. Así que, hasta que los médicos no se pongan a practicar, no serán capaces de experimentar o de entender los beneficios del yoga.
Pasasana

La documentación objetiva es difícil. Una resonancia magnética se puede hacer solo si el paciente está tumbado; no se puede hacer si el paciente está sentado. Aún siendo un experto en la manipulación del escáner el radiólogo tendrá dificultades en interpretarlo. La anatomía functional se tiene que experimentar. No se puede documentar.
Muy pocos médicos tienen escasos conocimientos acerca asana/pranayama y cuando algunos pacientes les preguntan sobre el tema, deberían de contestar humildemente que no tienen ningún conocimiento sobre ello y que no pueden dar ninguna opinión o hacer recomendaciones.

¿Cómo llegó Vd. a aceptar que el yoga es una ciencia terapéutica?
 Voy a contar una anécdota que provocó este cambio en mi. Hace dos o tres años, cuando estaba hablando con Guruji, se quedó mirando mi mano derecha y dijo: ¡Hey, tu mano derecha tiene problemas!” Contesté: "No". Entonces, señaló que los músculos de mi antebrazo derecho eran más gruesos que los del izquierdo. Movilizó mi mano y dijo: “Tu omóplato derecho tiene espondilosis.” Permanecí en silencio pero pensé “¿Cómo voy a tener espondilosis? Puedo hacer todos los movimientos y mover mi cuello sin dolor, etc.” Pedí también la opinión a uno de mis compañeros que es cirujano especialista en ortopedia. Me dijo que mi mano era normal y que mi lado derecho, al ser dominante, estaba mejor hecho.
Pero ahora me he dado cuenta de que Guruji estaba en lo cierto. Puedo observar movimientos defectuosos en el lado derecho comparándolos con los del hombro izquierdo en Parsvottanasana y en Gomukhasana. Ocasionalmente, me duelen el deltoides, el brazo y el antebrazo derechos.
Gomukhasana

Si me tomo una radiografía ahora, todo saldrá normal, pero si no trabajo en este problema, mi estado progresará hacia una espondilosis dentro de 10-20 años. Ahora logro entender algo. El yoga es un diagnóstico y a la vez es terapéutico. La asimetría que observamos entre las dos partes del cuerpo, p.e, entre los hombros, nos da información sobre enfermedades que pueden desarrollarse.  Debemos aprendender a escanear el cuerpo entero con la mente cuando estamos haciendo una postura para detectar cualquier irregularidad (diagnóstico yóguico). En el yoga terapéutico se usa la parte más sana del cuerpo como guía para ayudar a reposicionar la parte del cuerpo enferma hasta que el dolor y la incomodidad desaparecen y reaparecen sensaciones saludables. Parsvottanasana etc. pueden usarse como diagnóstico o como cura en problemas de hombros y cuello.
Parsvottanasana

¿Qué aspectos médicos ha aprendido practicando Yoga Iyengar?
La anécdota anterior hizo que me sorprendiera de lo poco que sabía de mi propio cuerpo aún siendo médico. ¿Cómo pudo Guruji diagnosticar el problema a simple vista? ¿Por qué un especialista en ortopedia no lo pudo diagnosticar? Éste fue el momento en que mi ego médico se sintió humillado.
A raíz de esto empecé a participar como asistente y observador en las clases terapéuticas (3). Empecé observando diferentes pacientes con diferentes enfermedades; en estas clases trataban: problemas cardiacos, espondilosis, hernias discales, diabetes, problemas de rodilla, problemas de cadera, hipertensión, obteniendo alivio.
Pero yo no tenía ninguna pista sobre el mecanismo de acción. Me di cuenta entonces de que los requisitos previos para la comprensión de los efectos médicos de las asanas son mucha práctica personal y la evaluación subjetiva estos efectos de las asanas en varias áreas.
Debo de admitir que aunque llevo seis años practicando, mi conocimiento subjetivo es pobre. Aprender es un proceso muy lento. Me pregunto cuánto esfuerzo le ha tomado a  Guruji adquirir tal conocimiento objetivo sobre terapìa. Es sorprendente. No suele preguntar a muchos pacientes de qué padecen. Un simple vistazo a la postura de la persona cuando está de pie o caminando es suficiente para que pueda diagnosticar la enfermedad del paciente.

¿Cuál es la similitud entre el yoga y la medicina?
Los dos ayudan o alivian el sufrimiento de la humanidad. Pero el yoga es por excelencia una medicina preventiva. LO QUE define la salud como no solo la ausencia de enfermedad sino como el completo bienestar social, físico y mental. La medicina no tiene repuesta para el bienestar físico, mental o social del individuo.
Estos conceptos están muy bien impregnados del  Astanga Yoga. El bienestar mental personal es los niyamas - saucha, santosa, tapas, svadhyaya, Isvarapranidhana. El bienestar social es los yamas - ahimsa, satya, asteya, brahmacharya, and aparigrahah. La medicina es como detectar un fuego una vez que se ha prendido. Los principios del yoga son medidas de seguridad para prevenir un fuego. Si se utilizan de manera apropiada,  sus roles podrían ser complementarios.

¿Le ha ayudado asistir en las clases terapéuticas?
Sí.  Aunque la medicina es una ciencia objetiva, mantiene muchos mitos que se han de desbancar por completo. Por ejemplo, en los casos de hernias discales, los doctores recomiendan que el paciente evite flexionarse hacia adelante. Pero, aquí se puede comprobar que las asanas hacia delante cuando se hacen correctamente aportan un gran alivio a la espalda. Mi esposa tiene tres prolapsos discales según la resonancia magnética y ella consigue mucho alivio.
Otro mito es que no se debe de practicar Sirsasana después de los 60 años o si has tenido una embolia,  etc. Pero Guruji a la edad de 82 años hace todas las asanas invertidas. Hay un paciente de más de 65 años que tuvo una embolia. Guruji le enseña Sirsasana después de hacerle hacer las preparaciones adecuadas.
Sirsasana I

El principio médico es “no hagas daño” incluso si no puedes ayudar al paciente a superarse, no hagas daño. De este modo, aconsejas al paciente afectado por un problema de rodilla que no suba escaleras, o le pides que no se flexione si tiene problemas de espalda o le aconsejas que se quede en la cama descansando durante un periodo determinado.  
Guruji recomienda otro principio. ¿Puedes ayudar al paciente a hacer más sin ningún daño? De hecho, éste es el principio del Yoga Iyengar terapéutico.  

¿De qué manera ha ayudado el yoga a su esposa?
Ha tenido episodios de crisis por prolapso discal agudo que la han obligado a permanecer en cama durante más de ocho días cada vez. Incluso las más leves tareas domésticas le provocaban dolores crónicos. Ahora, después de haber asistido durante seis meses a las clases terapéuticas, ha aumentado sus posiblidades de movimientos de espalda y ya no siente dolor prácticamente. Ella es cirujana general y ha entendido muy probablemente la importancia del yoga en la cirugía preventiva.  

¿En qué tipo de enfermedad puede ser de ayuda el yoga?
Las clases terapéuticas tienen pacientes con diferentes tipos de problemas. En la investigación yóguica, nuestro cuerpo es nuestro propio laboratorio mientras que la mente es el investigador y el analista; cada nuevo movimiento o acción que proporcionan un alivio son las pastillas o las inyecciones. Asi que, si tenéis un paciente con un problema particular, tenéis que buscar primero en vuestro propio cuerpo la pastilla adecuada (asana) y aplicarla suavemente al paciente.

(1). El instituto al que se refiere es el RIMYI (Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute) fundado y dirigido por Guruji B.K.S. Iyengar.
(2). Yogasutra II.46: "Asana es firmeza corporal perfecta, estabilidad de inteligencia y benevolencia de espíritu".

(3). Ver: http://agnesperez.blogspot.com/2011/11/clase-terapeutica-en-el-ramamani.html

ENTREVISTA AL Dr Manoj Naik.
TRADUCCIÓN: Agnès Pérez.
Las notas 1 y 2 y el enlace al video han sido añadidos por la traductora.
FOTOS: Luz sobre el yoga de B.K.S. IYENGAR.